La cadena de perfumerías Pigmento inauguró dos nuevos puntos de venta. Uno de ellos se encuentra en Mataderos, en la Ciudad de Buenos Aires, y otro en Pacheco, en la zona norte de la Provincia de Buenos Aires, donde funcionaba un Garbarino.

La crisis de Garbarino se tradujo en una oportunidad para muchas cadenas de farma, que abrieron sucursales donde operaba el retailer de Electro. Por caso, jugadores como Farmacity y Farmaplus ocuparon algunos de estos locales vacantes en la Ciudad de Buenos Aires. Ver artículo Farmacity. Ver artículo Farmaplus.

Pigmento hizo lo propio en el conurbano bonaerense. La firma de perfumerías levantó las persianas de una nueva boca en Hipólito Yrigoyen al 700, una de las principales avenidas comerciales de General Pacheco.

En paralelo, la cadena también tiene la mira puesta en la expansión territorial en la Ciudad de Buenos Aires. Es que en el comienzo de junio concretó el corte de cintas de otra sucursal, en Mataderos. El local se encuentra en Juan Bautista Alberdi al 5900. Ver Instagram Pacheco. Ver Instagram Mataderos.

El año pasado, la empresa propiedad de Felipe Marinelli -ex dueño de la firma «Ana María»-; Isaac Lutzker -de «Kolbo»-; Alberto Arezo -titular de «Beli»-; Rodolfo La Rosa -de «Nolahe»-; y Daniel Parga Rubén Unrrein -ambos dueños de «Alea»- fue una de las que se vio afectada por la caída de la demanda en el microcentro y cerró su punto de venta en la calle Florida al 300. La compañía está presente en la Capital Federal, en el norte, sur y oeste del Gran Buenos Aires, con un total de casi 60 tiendas. Ver sitio. Ver artículo Pigmento cierra local de Florida.

Pigmento cierra local de Florida

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre