Las decisiones contrapuestas del Estado en el contexto de pandemia le están jugando una mala pasada al circuito de la medicina prepaga. Para las empresas del sector el 2020 transcurrió sin que puedan actualizar sus cuotas. Recién en diciembre lograron aplicar el primer incremento y fue del 10%

El Gobierno poco a poco empieza a atender los reclamos del sector de medicina prepaga. Este sábado le autorizó a las entidades inscriptas en el RNEMP un aumento general del 4,5% a partir del 1° de abril de este año y un adicional del 5,5% a partir del 1° de mayo. El incremento, que ya había comenzado a ser comunicado ayer por algunas empresas del sector, fue aprobado a través de una resolución del Ministerio de Salud. Ver resolución 987/21.

La medida, ampliamente reclamada por los prestadores privados agrupados en la Unión Argentina de Salud (UAS), complementa la mejora del 3,5% aprobada para el mes de marzo mediante la Resolución Nº 531/21.

La cartera sanitaria dispuso que los aumentos autorizados podrán percibirse una vez cumplida su notificación con 30 días corridos de anticipación a la efectiva percepción de los incrementos. Esta es la razón por la cual muchas prepagas se adelantaron a comunicar las subas, aún antes de que estas fueran publicadas oficialmente. Ver artículo. Ver artículo. Ver artículo.

Sin embargo, el texto aclara que en el supuesto de que, con motivo del dictado de la Resolución Nº 1786/20, se hubieran practicado comunicaciones de aumentos a los usuarios, ellas se considerarán válidas a fin de computar la antelación requerida.

Esto es porque la resolución 1786/20 del 30 de octubre pasado autorizaba una suba del 15% para diciembre y otra no acumulativa del 10% para febrero, totalizando un aumento del 25% para ese período, en base a los importes de diciembre 2019. Sin embargo, el 3 de noviembre estas alzas fueron derogadas por la resolución 1787/20 que sin embargo, habilitó un incremento del 10% a partir de diciembre.

La cartera que dirige Carla Vizzotti entiende que la obligación de informar las subas con 30 días de anticipación se da por cumplida en el caso de aquellas empresas que hayan comunicado los aumentos originalmente aprobados a fines de octubre, habida cuenta que estos resultaban mayores a los finalmente implementados.

Por otro lado, la norma establece que los agentes de seguro de salud y las empresas prepagas se verán obligadas a incrementar los montos que le pagan a los prestadores, tales como médicos, kinesiólogos, laboratoristas, entre otros, en la misma proporción. Esto es un 4,5% a partir del 1° de abril y del 5,5% a partir del 1° de mayo.

El pasado 2 de marzo, los prestadores privados de salud habían vuelto a poner en la agenda la falta de actualización de los precios de sus servicios. A un año de conocerse el primer paciente de coronavirus en el país, la Unión Argentina de Salud, dio a conocer una dura carta donde advirtió que en un futuro cercano muchas organizaciones podrían perder su solvencia si no se autorizaban aumentos. Ver nota.

Prepagas: llegó el aumento en marzo

Prepagas estrenan 2021 con suba, rectificado

 

Prepagas con aumento de fin de año

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre