El COVID-19 puso a punto a las compañías de farma en la carrera en pos del desarrollo de tests de diagnósticos. En ese tren, los suizos de Roche tienen en gateras a tres kits para detectar la viruela del mono como respuesta a los casos que están apareciendo en Europa, Norteamérica y Australia.

En cuestión de días, el mundo se puso en vilo por la rápida expansión de casos de viruela del mono en países donde el virus normalmente no se encuentra, incluyendo Australia, Estados Unidos, Canadá y más de 10 países europeosY aunque la enfermedad no tiene la posibilidad de convertirse en una pandemia como la del COVID-19, igual está provocando consternación.

En sintonía, la industria de farma fue rápida en responder, y la suiza Roche dio a conocer que tiene disponible un nuevo trío de tests modulares LightMix para el virus. La empresa dice que ya están listos para su uso en investigación en la mayoría de los países y que ayudarán en el seguimiento de la propagación epidemiológica del virus. Ver Press Release de Roche.

El primer diagnóstico LightMix detecta a los ortopoxvirus en general, incluidos todas las formas del virusde la viruela de mono de África occidental y central, denominados clados. El segundo kit es una prueba específica que identifica únicamente los virus de la viruela del mono. Para los investigadores que quieren obtener los dos resultados, hay un tercer kit que detecta simultáneamentelos ortopoxvirus y proporciona información sobre si un virus de la viruela del simio está presente o no

La viruela del mono es endémica a África central y occidental, sobre todo en la República Democrática del Congo y en Nigeria. Los pacientes pueden advertir fiebre, dolor de cabeza, músculos doloridos e inflamación de los ganglios antes de la aparición de una erupción cutánea. Y a pesar de que no se suelen detectar casos fuera de la región, en las últimas semanas se produjo el mayor brote visto fuera del continente africano, con situaciones en cerca de 20 países. En Argentina, ya se registró el primer caso sospechoso.

Aunque la variedad que se ha detectado en el último brote es de la variedad menos grave de los dos clados, varios países están tomando medidas y pidiendo las vacunas Jynneos de Bavarian Nordic o ACAM2000 del grupo francés Sanofi. A su vez, la norteamericana Moderna, que irrumpió en la escena por su vacuna COVID-19 anunció este lunes que está estudiando posibles vacunas. Ver Tweet de Moderna.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre