Las vacunas candidatas contra el COVID-19 quedaron encuadradas ayer en una ley que aprobó la Cámara Alta. La iniciativa que declara de interés público el desarrollo, elaboración y adquisición de este tipo de productos implicará además que las vacunas importadas queden, por caso, exentas del pago de impuestos aduaneros o portuarios.

El Senado aprobó ayer la ley que declara de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de vacunas anti COVID-19. Ver comunicado

La iniciativa, que fue respaldada con 56 votos afirmativos y 12 negativos, establece que las vacunas contra el COVID-19 que sean importadas por el Ministerio de Salud de la Nación a partir de la entrada en vigencia de la ley, tendrán importantes reducciones impositivas. Por caso, quedarán eximidas del pago de derechos de importación y de todo otro impuesto, gravamen, contribución, tasa o arancel aduanero o portuario.

Además el documento subraya que las mismas deberán estar previamente registradas por la agencia regulatoria local, la ANMAT; a la vez que tendrán que ser analizadas por la Comisión Nacional de Inmunización, la CoNaIn.

Durante la sesión, el senador por Jujuy, Mario Fiad destacó que «el proyecto va a permitir lograr contratos con las empresas fabricantes de las vacunas en un contexto de alta demanda mundial«. También resaltó que «en el marco de la pandemia, la vacuna es la única solución global».

Vacunas COVID-19 en el Congreso, dictamen

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre