Se acerca la temporada del mundial de fútbol. Aunque la británica GSK se inclinó por el tenis. La firma convocó al tenista Diego Schwartzman para convertirlo en la cara de su antiinflamatorio Voltaren Emulgen.

En el año del mundial de Rusia, no solo las figuras del fútbol se convierten en las estrellas de las campañas televisivas.

La británica GSK posó sus ojos en Diego Schwartzman, que este año sobresalió al instalarse en el puesto número 23 del ranking mundial de la ATP, la Asociación de Tenistas Profesionales.

El deportista fue elegido como protagonista del nuevo comercial que la multi montó para su antiinflamatorio Voltaren Emulgen. El spot, que transcurre en pleno partido de tenis, hace foco en las zonas corporales a las que apunta el producto, tales como rodillas, espalda y hombros.

La marca de venta libre ya se incorporó definitivamente al portafolio de GSK, después de que en el 2014 conformara un joint venture en el segmento de OTC con la suiza NovartisVer artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre