Las ventas minoristas cayeron -34,8% en junio contra junio en términos de volúmenes. El dato relevado incluye tanto la modalidad online como el desempeño en locales físicos. Según el informe de CAME la mayor cantidad de comercios abiertos en cuarentena generó una mejor performance junio vs mayo.

Las ventas caen y caen. Así lo muestra un informe dado a conocer hoy por la CAME donde se expone que en el AMBA la retracción durante junio fue del 49,3%, al medirse las ventas en volúmenes contra junio del año pasado.

La situación fue mucho más preocupante para los negocios no esenciales, cuyas ventas se derrumbaron un -60,7% en el área de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Mientras, en el resto del país el descenso fue del -20,3%. Esto se debe a que el mayor foco de contagios se encuentra en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires donde la cuarentena sigue siendo muy estricta. Ver comunicado

El número que redondea las unidades vendidas por los negocios minoristas en el total país refleja una caída de -34,8% en junio frente a igual mes de 2019. A más de tres meses y medio de confinamiento, algunas ciudades del interior del país con casos controlados de COVID-19, comenzaron a activar sus comercios, aunque lentamente. Por lo que sin considerar las actividades esenciales, el retroceso fue del 43,1%.

De los datos surge que todos los rubros declinaron frente al desplome del consumo que provocó la caída en los ingresos, la menor circulación en las calles, y la incertidumbre. En los primeros seis meses del año, el comercio minorista PyME acumuló un derrumbe anual de 32,5% frente a 2019.

El canal con menor caída interanual en el mes fue el de Farmacias con una merma del 12,7%, a nivel país. Y a pesar de considerarse un rubro esencial, la retracción en el AMBA fue pronunciada. Allí presentó una caída del -16.8%. En el resto del país la baja en farmacias fue del -8,6%. En tanto, las Perfumerías disminuyeron las ventas en todo el país un -51%, con una caída aún más marcada en la zona AMBA del -61% y con una retracción del -41% en el interior del país.

Según la CAME, el segundo ramo menos afectado fue el de Alimentos y Bebidas -19,4% aunque consigna de todos modos que se trata de un descenso muy importante. Este comportamiento se explica por el fuerte traslado de ventas hacia los hipermercados, sobre todo en CABA y Gran Buenos Aires. De hecho, en esa región las operaciones declinaron -26,4%. Esto porque hay muchos comercios del sector que directamente no están abriendo, como los almacenes chinos.

En sintonía con el resto de los rubros, Ferreterías, Materiales Eléctricos y para la Construcción también tuvieron una reducción de sus ventas, esta vez del 22,9% en el promedio país. La disminución se produce a pesar de que son tres rubros esenciales, pero con fuerte disparidad: cayó 42,1% en AMBA y apenas 3,7% en el interior del país. En lo que respecta a Indumentaria el desplome promedio en el país fue del -47,5% pero con un descenso de -23,3% en el interior del país y de 71,7% en AMBA. Hubo muchos comercios con falta de stock, en parte por poca liquidez para abastecerse de productos y proveedores que solo aceptaban efectivo. Eso, más la poca circulación de gente y los protocolos que no permiten más de una o dos personas a la vez en los locales, aplastaron las ventas en junio a pesar de la celebración del Día del Padre.

 

CAME: ventas en baja, Día del Padre

CAME: ventas caen 50,8% mayo vs mayo

CAME: ventas cayeron -57,6% en abril

CAME: el comercio en cuarentena

CAME: -1.1% a la baja en febrero

CAME: ventas de enero en baja

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre