La FDA le dio el OK a Kisqali, de la suiza Novartis. El nuevo producto recibió la designación de terapia disruptiva y está indicado para el cáncer de mama metastásico.

La FDA aprobó ayer un nuevo medicamento para el cáncer de mama metastásico. Ver press release

Se trata de Kisqali, de la suiza Novartis, que había recibido la designación de terapia disruptiva por parte de la agencia regulatoria de los Estados Unidos.

El producto se sumará a los que la multi ya tiene en su portafolio. Son Femara, y Afinitor, este último indicado también para cáncer de páncreas y riñón.

Kisqali competirá en el mercado con Ibrance de la norteamericana Pfizer; con Herceptin de la suiza Roche; y con Arimidex de la anglosueca AstraZenecaVer artículo

Recientemente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, eligió a Scott Gottlieb como el nuevo titular de la FDAVer artículo

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre