Un apagón eléctrico en el barrio de Flores afectó a la planta del laboratorio Casasco. Sin embargo, la unidad encendió los generadores propios, los que aseguraron las funciones centrales de producción.

Los incidentes climáticos o relativos a la infraestructura del país se están convirtiendo en moneda corriente. De hecho, en el día de hoy viernes 5 de enero, un mega apagón eléctrico despertó al barrio porteño de Flores.

Y es justamente en ese radio en donde opera la planta de manufactura del laboratorio Casasco, en Boyacá al 200.

Según pudo saber Pharmabiz, sin embargo, la puesta en marcha de los generadores propios aseguraron las funciones centrales de producción, todo bajo el director operativo Osvaldo Burasi.

Cabe recordar asimismo, un incidente similar aunque de orden climático. Fue el acontecido en Semana Santa del 2012 y que perjudicó contundentemente a una de las unidades de manufactura del laboratorio Roemmers. Ver artículo. Ver artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre