Fin para la opción ARNm contra el COVID-19 por parte de la francesa Sanofi. La compañía oficializó que le pondrá un stop a este desarrollo y que se enfocará en la vacuna que lleva en tandem con la británica GSK, basada en desarrollos convencionales.

A pesar de haber obtenido resultados positivos en los distintos ensayos de fase 1 y 2 realizados, la francesa Sanofi decidió poner en el freezer su proyecto de vacuna de ARNm contra el COVID-19. En cambio, optó por seguir adelante con el desarrollo que lleva adelante con la británica GSK. Ver Press Release.

La corporación dijo mediante un comunicado que continuará trabajando para desarrollar repuestas contra otras enfermedades basadas en la tecnología ARNm. Bajo este plan apunta a comenzar en 2022 los estudios clínicos para una opción tetravalente contra la gripe.

“Hemos dado un paso impresionante solo 9 meses después de la prueba mundial de concepto de las vacunas de ARNm”, dijo Jean-Francois Toussaint, director Global de Investigación y Desarrollo de Sanofi Pasteur. “Hoy, tenemos una plataforma de ARNm prometedora, que estamos llevando al siguiente nivel de desarrollo”, agregó.

Al mismo tiempo, la multi gala explicó que continúa trabajando junto con la británica GSK en el desarrollo de una vacuna candidata contra el coronavirus. Actualmente ambas compañías están llevando a cabo estudios de fase III en EEUU, Australia, Francia y el Reino Unido. Los primeros resultados se esperan para finales del cuarto trimestre de 2021.

En esta asociación, Sanofi proporciona su antígeno recombinante y GSK aporta su adyuvante pandémico, ambas plataformas usadas con éxito en la producción de vacunas contra la influenza. Este desarrollo tiene la ventaja de ofrecer estabilidad a las temperaturas normales utilizadas para otras vacunas de rutina, lo que lo hace fácilmente implementable y más fácil de distribuir a escala global a través de las infraestructuras existentes, según lo expresado.

No es menor destacar, en consonancia, que a mediados de septiembre, Sanofi cerró la oferta pública de adquisición de acciones -OPA- que lanzó a comienzos de agosto para hacerse del capital de la norteamericana Transalate Bio. Ver artículo.

Se trata de una compañía en etapa clínica, especializada en una nueva clase de terapias basadas en ARN mensajero enfocadas en enfermedades causadas por disfunción de proteínas o genes. La operación le da a la biotecnológica un valor implícito de u$s 3.200 millones.

Con esta transacción, Sanofi apunta a sumar una plataforma de tecnología de ARNm para desarrollar vacunas y explorar el potencial de nuevas áreas terapéuticas, según detalló Paul Hudson, su CEO global. El plan sería utilizar el ARNm en segmentos estratégicos como inmunooncología enfermedades rarasVer «Sanofi adquiere Translate Bio, vacunas».

Sanofi completa compra, Translate Bio

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre