El contexto devaluatorio del 2019 afectó a todos los sectores. Y las compras públicas de medicamentos no fueron la excepción. En su mayoría, las cotizaciones quedaron más que desfasadas en función de que todas las compañías que ofertaron lo hicieron durante un año en el que se registraron grandes vaivenes de la moneda local.

El 2019 está llegando a su fin y es en función de esto que Pharmabiz compiló las licitaciones y contrataciones más relevantes que se registraron durante el año.

Las mismas se inscribieron en una economía fuertemente recesiva a la vez que las cotizaciones quedaron más que desfasadas a raíz de la permanente devaluación de la moneda local, la que tuvo por caso, un pico después de las elecciones PASO.

Sobresale en este escenario el hecho de que las redeterminaciones de precios basadas en las estructuras de costos se conforman en la única herramienta vigente para ajustar las ofertas. Las mismas, sin embargo, siempre van a la zaga de la inflación y de los precios de la economía real.

Esto se combina, además, con los largos procesos de pago que implican a este tipo de procedimientos. Se estima, según pudo saber Pharmabiz, que las erogaciones desde el Estado se hacen efectivas en un término aproximado de un año, desde la fecha de apertura de las diferentes licitaciones.

CUS – Ex Remediar

Los medicamentos esenciales para el primer nivel de atención estuvieron en el cronograma del 2019. La Secretaría de Salud de la Nación de la gestión del gobierno saliente abrió durante este año tres compras enfocadas en este tipo de productos básicos. Por un lado, en septiembre el Estado adjudicó una licitación que había abierto a principio de año. La misma implicó un desembolso total de $2.098 millones (u$s 33.3 millones) y tuvo como ganadoras a 14 compañías, en su mayoría de capitales nacionales. Ver artículo

A su vez, durante la semana posterior a las primarias PASO llevadas a cabo en el país en el mes de agosto, la -por entonces- Secretaría de Salud puso en marcha una licitación pública centrada en antibióticos y antiasmáticos destinados a la atención primaria. El proceso que tiene un presupuesto estimado de $104 millones (u$s 1.6 millones) continúa a la fecha en etapa de evaluación de ofertas y se espera que finalmente se preadjudique durante la flamante gestión de Alberto Fernández. Ver artículo

Mientras que en octubre, el Estado le dio play a una tercera adquisición destinada al ex Remediar. Se trata de una Contratación Directa de Urgencia para la cual se anotaron nueve empresas, las que en conjunto ofertaron un total de $469 millones (u$s 7.4 millones). La compra, según pudo corroborar Pharmabiz, sigue «en evaluación». Ver artículo

Compra de anticonceptivos

Los anticonceptivos orales e inyectables fueron otros de los productos que estuvieron en el radar gubernamental. Por un lado, la cartera de Salud adjudicó en julio una licitación para la que destinó una suma de $363.7 millones (u$s 5.7 millones). La misma tuvo como ganadoras a cinco laboratorios. Ver artículo.

Mientras tanto, en octubre, se activó un pliego al que se presentaron un conjunto de ocho firmas. El mismo complementa al adjudicado en julio e implicaría un presupuesto de $477.6 millones (u$s 7.5 millones), aunque a la fecha, de acuerdo a lo chequeado por este medio, continúa con el cartel de «en apertura». Ver artículo.

En paralelo, el Estado abrió distintas contrataciones directas a fin de adquirirles antinconceptivos de última generación a, por caso, la norteamericana MSD; y a la alemana Bayer. Ver artículo Ver artículo

Productos para HIV

La cartera que ahora bajo la gestión de Alberto Fernández tiene como titular a Ginés González García puso en marcha durante este año un extenso listado de contrataciones directas enfocadas en la compra de antirretrovirales. Para las mismas figuraron la norteamericana BMS con su producto Reyataz; la norteamericana Abbvie con su marca Kaletra; y la norteamericana Janssen con Intelence. También la norteamericana MSD con Isentress; el nacional Richmond con Virontar; y la británica GSK con Celsentri.

En paralelo, el área que dependió hasta principios de mes del Ministerio de Desarrollo Social adjudicó en abril una licitación de antirretrovirales por un total de $294.3 millones (u$s 4.6 millones). Allí resultaron ganadores seis laboratorios. Ver artículo.

En tanto, durante noviembre se preadjudicó una compra que se inició en agosto. Se trata de otro proceso post PASO, que implicaría una erogación estimada de $775.7 millones (u$s 12.3 millones) y para el cual fueron recomendadas las ofertas de tres compañías. Se estima que se adjudique finalmente durante la actual gestión de Alberto Fernández. Ver artículo.

Medicamentos para hepatitis

Las compras públicas también se hicieron extensivas al segmento de tratamientos para la hepatitis.

A fines de septiembre, el Estado preadjudicó una licitación que significaría una erogación de $154.1 millones (u$s 2.4 millones). Para la misma fueron recomendadas la norteamericana Abbvie y la latina Biotoscana, que se presentó a través de su brazo Dosa. Ver artículo.

Licitación hemofilia: Factor VIII

La licitación de hemofilia que trajera tanta controversia en el sector de Farma durante el 2018, fue finalmente adjudicada en este 2019. Del proceso resultó como única ganadora la japonesa Takeda, que participó con su adquirida Shire. La multi se apuntó con Immunate y Hemofil, sus variedades de Factor VIII, con las que facturó un total de $539.2 millones (u$s 8.5 millones). Ver artículo

En sintonía, para este tipo de productos salió este año un nuevo protocolo de recupero. Se incluyeron, bajo la órbita de la Superintendencia de Servicios de Salud, 30 tratamientos para hemofilia, los que quedaron incluidos en el Sistema Único de Reintegros -SUR- y para los que se fijó un monto que va desde los $2.095 hasta los $114.645. Ver artículo.

Fórmulas infantiles

La Secretaría de Salud adjudicó durante el 2019 una dupla de licitaciones enfocadas en fórmulas infantiles. Por un lado, un pliego apuntado a leches para prematuros que implica un desembolso de $56.2 millones (u$S 892.6 mil). Los mismos serán destinados a tres compañías: el grupo nacional Roemmers; la suiza Nestlé; y la británica Reckitt BenckiserVer artículo.

Por el otro, se concretó la compra de alimentos PKU indicados para enfermedades metabólicas congénitas. La empresa que obtuvo el visto bueno fue la francesa Danone, que se había anotado a través de la distribuidora local Nutri Service con la marca Anamix Infant, de Nutricia Bagó. La misma facturará $517.8 mil (u$s 8.2 mil). Ver artículo.

u$s 1 = $63 (todas las cotizaciones están estimadas al día de la fecha, lunes 16/12/19).

Mega licitación CUS con ganadores

Licitación CUS: dólar, devaluación y más

CUS: nueva contratación, informe

Anticonceptivos: licitación adjudicada

Licitación antirretrovirales: ganadores

Antirretrovirales: otra licitación post urnas

Hepatitis: licitación preadjudicada

Fórmulas: preadjudican licitación

Fórmulas PKU: preadjudican licitación

Factor VIII: licitación adjudicada y más

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre